Presentación

¿Qué es la Filología Románica? Pasado, presente y futuro

La ‘Filología Románica’ tiene por objetivo el estudio de las lenguas y literaturas de la conocida como familia lingüística romance, formada a partir del latín hablado a finales del Imperio romano. Dicha familia constituye una de las ramas más importantes de las lenguas que proceden del antiguo indoeuropeo; de hecho, es la más representada en el mundo en número de hablantes, ya que más de 700 millones de personas del planeta hablan en romance. Además, en las lenguas románicas de mayor extensión –español, portugués, francés, italiano y rumano–, se comunican a diario más de 1000 millones de personas. Por tanto, las lenguas y literaturas románicas constituyen uno de los sustratos culturales y vitales más relevantes en la historia de la humanidad.

Romance_Languages-World-Map

En el marco de las Humanidades, la filología románica es una disciplina con larga tradición. En su prehistoria puede enorgullecerse de contar como fundador simbólico con Dante Alighieri, quien en su célebre tratado De vulgari eloquentia (1303-1305) establece por primera vez una geografía humana y lingüística de las lenguas romances con una vocación europeísta que habrá de estar siempre presente en la disciplina. Como ciencia moderna, la romanística nace a mediados del siglo XIX y entronca con los estudios de indoeuropeo y de las filologías clásica y germánica. De forma convencional se atribuye su fundación al alemán Friedrich Diez (1794-1872), cuyo primer volumen de la Gramática de las lenguas románicas (Grammatik der romanischen Sprachen) se publicó en 1836. En España, tras la labor desarrollada por estudiosos señeros como Marcelino Menéndez Pelayo o Manuel Milà i Fontanals, la disciplina se incorpora de forma oficial al panorama académico europeo a principios del siglo XX, con figuras de la talla de Ramón Menéndez Pidal y Américo Castro. El desarrollo y la aplicación en la disciplina de la metodología histórico-comparada, depurada más adelante con las aportaciones del estructuralismo, supuso un gran avance en las concepciones generales de la ciencia y todavía hoy su rendimiento y aplicabilidad se encuentran en plena vigencia. Existen campos específicos (dialectología, socio-lingüística, lexicografía…) donde contribuye de forma muy eficaz al avance del conocimiento. Otro tanto es aplicable a los estudios literarios, pues la literatura románica medieval es literatura comparada en sentido estricto, ya que sólo de esta forma es posible interpretar correctamente los textos que el pasado nos ha legado. Asimismo, la romanística ha establecido el modelo más valioso y mejor contrastado para la crítica textual y la edición de textos literarios en lengua vernácula.

La filología románica es, por tanto, una de las ciencias humanas con un mayor prestigio consolidado y una mayor tradición académica. Se ocupa del análisis de las lenguas en las que se han comunicado generaciones enteras en el pasado y que continúan vivas y en proyección en el presente. Por su perspectiva crítica, promueve estudios integradores, transversales e interdisciplinares, así como una formación plural del ser humano en un mundo cada vez más complejo. Para comprender nuestra historia y nuestra realidad necesitamos de métodos sólidos como el que ofrece la romanística, un modelo de conocimiento que está por encima de las fronteras convencionales.

El porvenir y el valor de la filología románica dependen de su capacidad de articular una comprensión profunda de la historia de un grupo de lenguas y tradiciones culturales sin las cuales el mundo habría sido muy diferente a como lo conocemos y que sin duda jugarán un papel decisivo en el futuro de la humanidad.

jav-only

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *